CONJUNTO FOLKLÓRICO « LOS LAURELES ROSA »

GUAYANA – FRANCIA

Al este de Surinam y al norte de Brasil, la Guayana francesa es una región situada en el continente sudamericano. Es la segunda región más grande de Francia según su tamaño pero está poco poblada. Esta tierra, habitada desde hace cinco mil años antes de nuestra era, fue colonizada por Francia en el siglo XVI.

La Guayana francesa tiene una naturaleza salvaje y exuberante. Recubierta casi enteramente por la selva amazónica, es un territorio en el cual viven una fauna y una flora riquísimas. Tierra sagrada para unos, « infierno verde » para otros, la Guayana francesa no deja indiferente a nadie y hasta alimenta una mitología abundante. Sería el país en el cual se situaría una parte de El Dorado, esta zona mítica contada por las poblaciones indias y siempre codiciada por los conquistadores españoles. La Guayana francesa es un tesoro natural en el cual la palabra aventura cobra todo su sentido…

saber más

Cada pueblo está, en esta tierra, muy apegado a su identidad que se manifiesta por un conjunto de reglas y de costumbres. Cuando el viajero llega a su comunidad autóctona, sea amerindia o bushinengué, debe mostrar su respeto. Cada grupo practica su idioma y perpetúa sus tradiciones: organización por clanes, respeto al culto de los antepasados y creencia en los espíritus. La diversidad étnica aliada al aislamiento de las comunidades garantiza la continuación de un folklore todavía muy potente.

El conjunto folklórico « Los laureles rosa » es el testigo de esta riqueza cultural. Fue creado con motivo de la visita del general De Gaulle, en 1964, en Cayena, para mostrarle las artes y tradiciones populares del territorio. El grupo tiene por objetivo de difundir el folklore de Guayana y de asegurar la promoción de sus tradiciones en el mundo. Se ha presentado en todos los continentes.

Existen, en Guayana, siete diferentes tipos de ritmo folklórico criollo guayanés que son el kaséko, el grajé, el kamiugué, el lérol, el débot, el grajé vals, el béliya. Estos diferentes ritmos se tocan con un tambor. Para el grajé, hay panderetas, para el kaséko, se agregan « los tibois ». Están acompañados de cantos. La mayor parte de ellos fueron inventados por mujeres que tenían conflictos con otras mujeres.  Si una de ellas componía una canción para otra, esa le contestaba con una canción y eso podía seguir un largo rato.

Todas estas tradiciones culminan en el carnaval que es la mayor fiesta popular guayanesa. El « Touloulou » es el personaje más famoso. Es una señora vestida de manera elegante de los pies a la cabeza. Lleva un fustán, una capucha, una máscara y guantes largos, para que no se le vea ni un centímetro de piel. El objetivo es que la mujer que se disfraza de « Touloulou » no sea reconocida.

Con el conjunto folclórico « Los laureles rosa”, descubrirán lugares de leyenda y las tradiciones de un territorio pequeño no del todo americano y todavía muy francés.