BALLET FOLKLORICO “TUPA MARKA”

CHILE

 

Chile, país de forma alargada cuya capital es Santiago de Chile, limita al norte con Perú, al noreste con Bolivia y al este con Argentina. La isla de Pascua en el océano Pacífico, pertenece a Chile desde 1888. Forma parte de tres continentes, América del Sur, Oceanía y el Antártico; por lo que Chile puede definirse como un país de tres continentes. El nombre del país, parece que no tiene ninguna relación con la palabra española “Chile” que designa a un pimiento, pero esto no es del todo verdadero ya que algunos historiadores siguen pensando que este nombre viene de la forma estrecha y alargada del pimiento en referencia a la geografía del país. 

Situado en la costa pacífica de América del Sur, Chile se extiende sobre cuatro mil trescientos kilómetros de largo, de Perú al Cabo de Horno, con ciento ochenta kilómetros de ancho. Fronteras naturales aíslan a Chile de sus vecinos: está separado de Argentina por la Cordillera de los Andes y de Bolivia y Perú por el desierto de Atacama que es uno de los más áridos del mundo.

El Ballet Folklórico “Tupa Marka”, nombre que en lengua Aymará significa, “encuentro de pueblos”, nace en Puerto Montt en el mes de septiembre del año 2007, en sus quince años de trayectoria se han presentado en los eventos culturales más importantes de la región y del país.

La misión que cumple el Ballet Folklórico “Tupa Marka” se deja entrever en su representación: indagar, encontrar, reunir en un espectáculo hermoso un conjunto de elementos culturales dispersos recorriendo el mundo. Agrupa vestigios conmovedores de aquel norte que fue boliviano y peruano, en el cual sobreviven las culturas quechuas y aimaras con sus carnavales, sus procesiones y sus fiestas bovinas. 

Desembarcar por la Pampa a fin de conocer la vida de estos hombres a caballo; hacer renacer la historia de esta india bella, rica y pura que conquistó el alma de un noble español y que se convirtió en la virgen de La Tirana; navegar hasta la isla de Pascua, parte extrema de Chile en pleno Pacífico, antes de volver hacia el centro del país y encontrar la “cueca”, danza tradicional nacional, de la cual cada región posee su propia versión,  será la propuesta artística de este espectáculo en el que se resumen las tradiciones y culturas populares chilenas.

La música folklórica de Chile está influenciada por sus orígenes españoles, americanos, indios y africanos. La cultura autóctona está hoy presente en la música a través de ciertos instrumentos, entre otros el “cameo”, un tambor, o también el “botuto”, una especie de trompeta. La cultura española permitió la introducción de instrumentos como la guitarra, los instrumentos de cuerdas, de viento y diferentes tipos de percusiones, además de numerosos géneros populares entre los cuales el “galerón”, el “corrido” y la “guaracha”. La música de la región de los Llanos, que se encuentra en otros países hispanoamericanos, es un ejemplo de música nacida en la época de la colonia española. Todos estos instrumentos son la base musical de los “conjuntos criollos”, pequeñas orquestas, que acompañan a los cantantes de “joropo”. 

El Ballet Folklórico “Tupa Marka” va a llevarles a lo más profundo y lo más lindo de la cultura milenaria de Chile que la modernidad no llegará a borrar.